Tempura Japonesa – ¡¡Fácil en SOLO 15 Minutos!!

tempura japonesa

Sólo se necesitan cinco ingredientes para hacer esta auténtica salsa de tempura japonesa. La salsa es salada, muy sabrosa, un tanto dulce y llena de umami, y sólo se necesitan 15 minutos desde el principio hasta el final.

Yo siempre tengo una botella con la salsa tempura lista en mi nevera por su gran versatilidad.

Además de utilizarla para la tempura con gambas y verduras, también la utilizo para platos de donburi, como aderezo para verduras al vapor, y como salsa para preparar platos de pollo y de tofu, así como también para mojar fideos.

La combinación de dashi, de salsa de soja y de especias no me cansa, es el sabor más adecuado para mi boca, ya que tiene todas las notas necesarias. Sólo el aroma es lo suficientemente fuerte como para hacerme salivar.

Mi fórmula de salsa tempura constituye la salsa por excelencia que se puede encontrar en los distintos restaurantes nipones. Como ya habrás notado, algunos representantes ofrecen salsas para tempura que contienen un toque de sabor más concentrado, en tanto que otros se inclinan por algo mucho más delicado.

Esta última se ubica en un punto medio entre las dos y se puede modificar fácilmente para que puedas disfrutar de la forma en que más te guste. Te enseño cómo hacerla.

¿Qué es la salsa tempura?

La salsa tempura, o bien tentsuyu (天 つ ゆ), consiste en un tipo de salsa japonesa para acompañar la tempura, plato a base sobre todo de verduras y mariscos que se sumergen en un líquido ligero rebozado y quedan fritos hasta que se vuelven crujientes.

También se puede servir sola, pero la costumbre japonesa es agregarle daikon rallado. El daikon contribuye a aliviar la sensación de pesadez de los fritos aportando frescura y un gran efecto refrescante.

La clásica combinación de los ingredientes del tentsuyu es el dashi, la salsa de soja y el mirin. Pero en lugar de mirin también puede utilizarse azúcar y sake. Esta salsa es salada, rica en umami y algo dulce.

Los ingredientes para la salsa tempura

tempura japonesa

Dashi: Se puede hacer el dashi desde el principio con mi receta aquí, o utilizar gránulos de dashi. La relación entre los granos de dashi y el agua es de una cucharadita por cada taza de agua.

Salsa de soja: He utilizado 3 cucharadas de salsa de soja ya que prefiero que mi salsa de tempura esté en el lado más suave. Pero no dudes en añadir más si la prefieres más fuerte. No olvides añadir más cantidad de mirin también para equilibrar el sabor saladito y el umami que aporta la salsa de soja.

Mirin: El mirin tiene también un sabor dulce y un poco picante. La combinación entre mirin y salsa de soja es muy habitual en la cocina japonesa, especialmente en las salsas, ya lo que hace es potenciar el gusto salado de la soja y añadir un dulce sutil.

Copos de bonito: Me gustaría infundir a la solución un extra de sabor umami agregando 1/4 de taza de copos al final, cuando ya no se calienta. Los copos sólo necesitan estar en la salsa entre 20 y 30 segundos y después se desechan.

Daikon: A mí me gusta usar un cuchillo en vez de un pelador pues es más rápido y facilita el ver la cantidad que quito. Para prepararlo, hay que seguir pelando el Daikon hasta llegar a una parte en la que casi asoma la pulpa, que es la que está en su mejor momento. La corteza del daikon es muy gruesa y, si no está bien pelada, puede aportar amargura a la salsa.

Utensilios necesarios

  1. Pequeña olla
  2. Colador
  3. Un cuchillo de cocinero
  4. Un rallador

Elaboración de la salsa tempura vegana

Para que esta receta sea apta para veganos, omite la utilización de copos del bonito y en lugar de emplear dashi normal y corriente, emplea dashi de kombu. Puede hacer el kombu en casa fácilmente con mi fórmula aquí, o bien comprar los gránulos desde aquí.

Haz una salsa tempura con bajo contenido en sodio

Para reducir la cantidad de sodio, puedes emplear salsa Tamari en lugar de la salsa de soja. La salsa Tamari tiene alrededor de 233 mg de sodio cada cucharada, en cambio la salsa de soja convencional tiene unos 879 mg de sodio cada una.

Si el sabor del tamari no te gusta, Kikkoman comercializa una salsa de soja menos sódica ( fíjate en la etiqueta verde) con un contenido de 575 mg de de sodio por cucharada.

 

¿Cómo hacer la receta tempura japonesa? plato japones

Se pela el daikon y a continuación se ralla. Como se mencionó anteriormente, asegúrese de quitar toda la parte externa gruesa de los rabanitos daikon para que no tenga el sabor más amargo. Una forma fácil de hacerlo es usar un cuchillo y sacar una circunferencia de un cuarto de pulgada de grosor en el exterior del daikon. Pelar el rábano de igual manera que una manzana con un cuchillo. 

Se ralla el daikon y se pone en un bol a un lado. Coge una olla y añade el dashi, la solución de soja y el mirin. Poner la olla al fuego y calentar a fuego lento. Cuando la solución esté hirviendo, se apaga el fuego y añade los copos de bonito (katsuobushi). Dejar actuar de unos 20 a 30 segundos.

Pasa la salsa por el colador para retirar los copos de bonito y desecharlos.

Reparta la salsa en los cuencos y añada 1 ó 2 cucharadas de daikon rallado en cada uno de ellos. Acompañe la tempura hecha con gambas o las verduras.

¿Dónde comprar la salsa para mojar tempura?

Si prefieres saltarte el trámite de hacer la salsa tempura desde el principio ( aunque es tan buena, que deberías intentar hacerla), se puede comprar tentsuyu preparado de antemano. Todo lo que hay que hacer es agregar agua caliente hasta que quede satisfecho el sabor y servir.

El tentsuyu es fácil de conseguir en los Supermercados japoneses y en otras tiendas de comestibles asiáticas. También se puede adquirir en Amazon, aquí.

¿Cómo conservar la salsa tempura?

Sólo podrás guardar como salsa tempura si no dispones de daikon rallado. Si tienes, no aguanta más de un día y dejará de tener buen gusto cuanto más tiempo esté almacenada.

Conserve la salsa de tempura sobrante en un envase hermético, en la nevera. Se mantendrá hasta 6 semanas.

También puede congelar la salsa de tempura en una cubeta de hielo y conservarla en un contenedor de plástico. Esto hace más fácil el posicionarla para que no tengas que deshacer más de lo necesario.

 

Salsa Tempura

Una salsa salada, sabrosa, un tanto dulce y llena de sabor umami, que sólo requiere 15 minutos para ser elaborada de principio a fin.

  • Preparación: 10 minutos
  • Duración de la cocción: 5 minutos
  • El tiempo total: 15 minutos
  • Rendimiento: alrededor de 1 2/3 de taza 1x
  • Tipo de salsa: Salsa
  • Elaboración: Hervir
  • Gastronomía: Japonesa

Ingredientes

  • 1 vaso de dashi
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de mirin
  • ¼ de taza de escamas de bonito
  • 85 gramos de daikon

Se empieza por lavar el daikon y pelarlo hasta la parte en la que la pulpa sea casi translúcida. Yo recomiendo utilizar un cuchillo: resulta más rápido y cómodo ver donde termina la parte más gruesa y donde empieza la pulpa.

Rallar el daikon ( a ser posible con un aparato japonés) y reservarlo en un bol.

En un cazo pequeño a temperatura media-alta añadir el dashi, salsa de soja y el mirin.

Lleve a ebullición y aparte el fuego por completo. Añada los escamas de bonito y déjelo cocer a fuego suave durante 20 segundos. Pase a través de un colador para desechar los copos de bonito.

Divida la salsa de tempura entre los cuencos y añada 1 ó 2 cucharadas de daikon rallado a cada cuenco.

Para hacer más fuerte la salsa: Añadir una cucharada de salsa de soja y una segunda cucharada de mirin.

Para que la salsa sea más suave: Utiliza 1 medida menos de salsa de soja y mirin.

Para que sea vegana: Omita los escamas de bonito y emplee kombu dashi en vez de dashi normal. Haz el kombu dashi desde el principio siguiendo mi receta, o bien compralo en gránulos.

Para disminuir la cantidad de sodio: Utilizar salsa tamari en vez de salsa de soja normal, o utilizar una salsa de soja con poco sodio (no confundir con la salsa).

Cinco claves para una tempura siempre perfecta

Es una técnica culinaria que consiste en freír rápidamente verduras capeadas japonesas receta o mariscos, sushi rebozado del mismo tamaño que un mordisco. A diferencia de una preparación típica de la gastronomía japonesa, su procedencia es, en realidad, portuguesa. Se trata de los jesuitas portugueses, presentes en la ciudad de Nagasaki fundada como tal por los portugueses en 1569.

¿Cómo deben cocinar los restaurantes las tempuras para que sean fiables? 

Una Buena tempura debe ser delgada, crujiente y no muy aceitosa, algo fácil que se consigue si se observan estos 5 sencillos consejos:

  1. Elaborar bien los ingredientes fritura japonesa tempura

Como siempre que nos ponemos a cocer, lo ideal es que tengamos todo bien organizado de antemano, y si ya es algo importante ante cualquier receta del caso de la tempura, muchísimo más.

Al preparar los ingredientes para los tipos de rebozados  cortaremos las verduras o el pescado o marisco en trozos del tamaño de un bocado. Si queremos hacer la tempura al estilo clásico, la medida de sus ingredientes serían raciones para poder cogerlas con unos palillos, bañarlas en la salsa y que nos quepan en la boca sin necesidad de trocearlas con el cuchillo.

Los pescaditos y gambas, los dejamos enteros, abiertos a la mitad y sin cáscaras, ni espinas, aunque con la cola que nos sirva para cogerlos y mojarlos en el rebozado.

  1. Hacemos la masa con el agua muy fría

Una vez que tengamos todos estos ingredientes preparados, es momento de hacer la masa de tempura. Son muchas las recetas para preparar la tempura las que podemos encontrar, y todas casi muy parecidas, pero, en esta ocasión, es más importante la forma en que se hace la masa, ya que seguir unos sencillos consejos hará que el éxito de nuestro plato preferido esté asegurado.

La pasta de la tempura es sencillamente agua, huevo y harina, pero a lo largo de su preparación, a pesar de que son ingredientes muy sencillos, tenemos la necesidad de combinarlos en un determinado orden para garantizar el éxito.

Empezaremos batiendo el horno con el agua con hielo, no será un batido fuerte, al revés, los japoneses se limitan a desarmar el huevo con los palillos, lo que da como resultado a una crema irregular. A partir de ahí se incorpora la harina de arroz o de trigo tamizada a la anterior mezcla, y este paso también debe ser rápido y sin batir demasiado, para impedir que la harina tome un aspecto aglutinante. También puedes añadir un poco de sake a la masa.

  1. Cómo controlar la temperatura

Si decíamos que la masa de tempura debe ser muy fría, el aceite en cambio debe ser muy caliente. La temperatura adecuada oscila desde los 180 grados de temperatura hasta los 200, por lo que para evitar que se pase o se quede corto de cocción lo ideal es disponer de un medidor de temperatura de cocina. Un utensilio asequible y muy recomendado en la cocina.

  1. Servir inmediatamente

La sushi tempura ya no es una croqueta que puede esperar al comensal. Cuando los restauradores japoneses ofrecen la tempura, la sirven mientras el propio cocinero fríe y retira las piezas recién hechas.

En una casa esto suele ser difícil, pero intentaremos que los comensales estén ya sentados a la mesa para poder comer la Tempura bien frita y crujiente. Si esto no es factible, podemos poner en marcha un horno a una temperatura de aproximadamente 100 grados y conservar las piezas hasta la hora de servir.

  1. Hay que acompañar la fritura con unas buenas salsas japonesas.

Los componentes más típicos para hacer una tempura son las verduras, los mariscos y los pescados. Estos una vez preparados, se pueden rebozar en salsa de soja, en salsa hoisin o en alguna salsa agridulce de origen asiático que nos guste.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.