Cómo limpiar la lavadora – Trucos y consejos para un correcto mantenimiento ⭐

Para que la lavadora dure más tiempo en casa y no tengas que cambiarla con demasiada frecuencia, es necesario un mantenimiento preciso y regular. Por otro lado, una limpieza completa garantiza un buen funcionamiento y una buena calidad de lavado de la ropa.

El tambor, el corazón de la lavadora que hay que mantener cuidadosamente

Un primer hábito para mantener tu lavadora es dejar la puerta abierta después de cada lavado. Esta regla ayuda a evitar los malos olores.

El funcionamiento sin carga y a la temperatura más alta también es una buena solución para desinfectar el mecanismo. La cal también puede dañar el tambor. Para remediar esto, se pueden añadir regularmente a una máquina tabletas anticalcáreas.

También es posible girar a 60°C con unas gotas de vinagre blanco en el tambor.

Además, es importante asegurarse de que el sello entre el tambor y la puerta de la lavadora esté limpio: pueden entrar impurezas. Para eliminarlos, un cepillo de dientes y un paño húmedo deben ser suficientes.

Desde el cuerpo de la lavadora hasta el compartimento

Para limpiar el exterior de la lavadora, basta con un paño húmedo que se puede pasar sobre la ventana y la puerta, así como sobre las perillas de control de la unidad. Si es necesario, se puede usar jabón para eliminar las manchas más difíciles.

Los compartimentos de la lavadora se mantienen enjuagando con agua tibia y, si es necesario, eliminando los trozos atrapados de ropa endurecida.

Filtro y tuberías de agua a controlar

El filtro de las lavadoras a menudo se obstruye con trozos de lana o algodón, o incluso con objetos dejados en los bolsillos. A menudo, la escotilla se encuentra en la parte posterior de la máquina.

Hay que tener cuidado, porque cuando se abre, el agua fluye. No te olvides de colocar un cubo para vaciar la lavadora. En el caso de las entradas y salidas de agua, la comprobación principal que debe realizarse se refiere a las juntas y al estado general del circuito.